viernes, 12 de septiembre de 2008

¿Jugar a la contra o con posesión?



El otro día escuchaba una entrevista a Manzano en la que se le preguntaba cómo iba a jugar el Mallorca esta temporada. Él, después de explicar que no podrían realizar el mismo juego que la temporada pasada debido a las numerosas bajas y al cambio de piezas, explicó que esta temporada el equipo jugaría más a contragolpear y menos a tener la posesión.


Pese a que a veces creo que toma decisiones durante el partido erróneas y que tiende a descargarse de responsabilidades ante la derrota cuando realmente debería asumirlas, Manzano me parece un entrenador inteligente, con una ámplia experiencia para conocer los secretos del fútbol y un buen motivador (como psicólogo que es) para los futbolistas, pero lo que creo que no es Manzano es un buen analista. Su lectura del juego y de los partidos me parece demasiado sujeta al azar y muchas veces parecen "hechadas a suertes", por tanto, no me sorprende tanto que Manzano declare que vamos a jugar a la contras, cuando echandole un ojo a las piezas de las que disponemos, no parece la opción más acertada.


Delantera complementaria


Actualmente disponemos de cuatro delanteros puros (si exceptuamos a Arango que parece que jugará en banda izquierda), que podríamos dividir, según sus carácterísticas en: Aduriz y Webó por un lado y Trejo y Keita por el otro.

Por el momento, y en base a la inversión realizada, parece que el único que tiene un puesto asegurado es Aritz Aduriz. Delantero corpulento, bastante respetable tecnicamente, con buen juego de espaldas a la portería y dominador del juego aereo, no parece el jugador más indicado para emplear una táctica de contraataque. Lo mismo podríamos decir de Webó, con unas características parecidas al vasco, se verábeneficiado siempre que el equipo adopte un juego más estático y de centros desde las bandas.

Por otra parte, observamos que Trejo y Keita son júgadores rápidos y correosos, mucho más aptos para la contra, especialmente el Guineano, que gracias a un arranque prodigioso, podría crear mucho peligro con sus desmarques a la espalda de los centrales, eso sí, deberá cuidar esa manía que tiene de estar siempre al límite del fuera de juego que le hace caer una y otra vez en situación antirreglamentaria.

Así pues, observando los delanteros de los que disponemos, parece que sí podríamos ser capaces de conformar una dupla que marcase diferencias, o al menos que se hiciese respetar.

Un mediocampo sin chispa

El mayor problema ante el que nos encontramos si queremos conformar una buena estratégia de contragolpe es el hecho de que nuestro centro del campo no está preparado para este tipo de juego. El único lanzador del que disponemos es Jurado (cuando el año pasado teníamos a Ibagaza y Valero), y no es un ejemplo de regularidad y carece de un juego solido sobre el que confiar una alineación, aunque ese rol también podría adoptarlo Arango, pero él es un mediapunta de llegada más que de último pase.
En las bandas (por lo visto hasta el momento), carecemos de jugadores rápidos: Varela, como ya hemos dicho otras veces, es un lateral reconvertido, fuerte en defensa y cumplidor en ataque, su perfil no es el de un esprinter. Arango no destaca tampoco por su velocidad, aunque tampoco es lento, sobre el venezolano se podría decir que no es un 10 en nada, pero es un 7 u 8 en todo, de manera que nunca nos dará un perfil exacto para ninguna posición, pero cumplirá en todas. Gonzalo Castro no acaba de explotar, torpón en la conducción y practicamente nulo en su aportación al equipo, esperemos que no tenga problemas con las lesiones y su progresión pueda ser ascendente. En mi opinión, el medicampista más esperanzador que tenemos es Juanmi Callejón, futbolista perfecto para jugar en el extremo zurdo haciendo la diagonal para encontrar portería al más puro estilo ronaldinho, una buena progresión de este joven jugador puede ser un factor determinante en el rendimiento del equipo esta temporada.

Alineación para jugar a la contra.

Observando las piezas de las que disponemos, el esquema idóneo que podríamos adoptar sería el 4-3-3 con el vertice de la media compuesto por dos mediocentro defensivos y un mediapunta, el juego está claro, presión al mediocampo rival, recuperación rápida y en apenas tres toques llegar a las proximidades del área rival. Nuestro mediocampo estaría conformado en los vertices inferiores por Mario y Martí, dos jugadores de recuperación gracias al sentido táctico más que al físico y de juego al primer o segundo toque, y en la mediapunta colocaríamos a Arango, uno de los veteranos del equipo, y sin duda, el más tecnico, además de ser un valor seguro en el juego a balón parado, tanto por sus lanzamientos como por su juego aéreo, y en el tridente de ataque, partiendo desde las bandas y marcando diagonales hacia el centro, Callejón y Trejo, en principio el andaluz partiendo desde la izquierda y el andaluz desde la derecha, pero cambiando constantemente de banda para crear confusión en la defensa, y en la punta de ataque Aduriz como ariete. Será fundamental mantener fresco y atento a Aduriz por tanto, quedaría totalmente liberado de obligaciones defensivas y de efectuar presión sobre la defensa contraria.

En el banquillo nos guardaríamos dos revulsivos de calidad: Keita y Jurado.

La jugada Kanouté

Aduritz, como buén delantero vasco, es dominador del juego aéreo. Su potente salto y envergadura le hacen ser referencia en el juego por alto, situación que deberíamos aprovechar imitando el estilo de juego que adoptó el Sevilla con la llegada de Kanouté. Juande Ramos logró una transición rapidísima sin necesidad de que el mediocampo tocara el balón, la jugada es muy simple pero tremendamente efectiva: balón largo del central a la cabeza del delantero y este opta por dos jugadas, dejar de cara para el mediapunta y que este monte la jugada ya en línea de tres cuartos, o peinar para que el segundo delantero entre al espacio desde atrás desde atrás a cazar la prolongación.

Con dos extremos tan explosivos y con el objetivo de alcanzar la portería lo más rápidamente posible, Manzano debería buscar que cada despeje de Nunes o Ramis busque obsesivamente la cabeza de Aduriz, para que este peine... y es que los contrataques no se deben jugar con el balón raso por obligación. Esta jugada también fué muy utilizada por el racing del "duo sacapuntas" Zigic y Munitis, con muy provechosas consecuencias.

3 comentarios:

Ivan S dijo...

Sí señor, me gustan tus análisis razonando las cosas.

A ver si en Gori Pomer este año se porta... porque siempre ha tenido algo que no me gusta: sus ruedas de prensa y cuando el equipo se echa atrás.

Gracias por tus posts! Sigue así

Deportivista dijo...

Keita está demostrando que vale para jugar en Primera? Esque ese tío me cae bien, y me gustaría que triunfase¡
Saludos

diariodundeportivista.blogspot.com

Gonzalo dijo...

Hola Miguel Buke

Me parece un analisis muy acertado el tuyo. Yo coincido contigo en que no tenemos extremos que desborden, ni que puedan explotar por velocidad. Incluso creo que eres bastante optimista con respecto a las posibilidades de algunos, el Chori Castro no tiene ninguna posibilidad ascendente... es un jugador que no mejora en nada a Tuni, y su sitio no está en el campo.

La delantera, yo creo que Manzano va a usar mucho lo que ha empleado hoy, Webo-Aduriz. Son 2 delanteors de mucho trabajo, pero escasean en velocidad. A ver si se van acoplando y entendiendo.