miércoles, 30 de julio de 2008

Los nuevos: Pep Lluís Martí


Sevilla, 3 de Marzo del 2007. A punto de empezar un Sevilla-Barcelona de alta tensión en el Sanchez Pizjuán, un duelo entre los actuales campeones de Champions league y Uefa que en los últimos años ha ofrecido una tensión inusitada a la vez que un fútbol estratosferico. Los medios dan la alineación del Sevilla: ...como centrales Aitor Ocio y Dragutinovic, en el mediocampo Pulsen acompañado por Renato, por la derecha Jesus Navas, y por la izquierda Adriano... Pep Lluís Martí, heroe e ídolo de la afición Sevillista aguarda su oportunidad en el banquillo consciente de que es difícil hacerse con un puesto de titular por culpa de su edad y del rendimiento que están ofreciendo los nuevos fichajes.

El partido empezó cuesta arriba para el sevilla, ya en el minuto 13 se adelanta el Barça gracias a un gol de Ronalinho, y apenas 15 minutos después, el mismo Ronaldinho tras un gran autopase se planta sólo delante de Palop para sentenciar. Aitor Ocio no tiene más remedio que cometer penalti y acatar la expulsión, para de esta manera dejar al Sevilla con 10 jugadores, un gol por debajo y apunto de recibir el segundo. En ese momento ta crítico para los intereses sevillistas, Palop consigue detener el penalti y Juande Ramos procede rápidamente a realizar un cambio táctico: Entra Pep Martí por Renato y Pulsen retrasa su posición a la defensa, dejando al mallorquín como único centrocampista para pelear contra la medular blaugrana. Al fin de los noventa minutos el resultado es de 2-1 para los sevillistas gracias a un Dani Alves espectacular y a un grandioso trabajo de Martí.

Esta simple anecdota refleja la fe ciega que tenía depositada Juande en el magnífico centrocampista producto de la cantera Mallorquinista y las condiciones de las que ha hecho gala en toda su trayectoria como jugador profesional: Entrega, humildad, coraje, sacrificio y dignidad. Siempre ha ofrecido el mismo rendimiento en favor de su equipo, tanto si salía de titular, como de suplente, como si llevaba varios partidos sin jugar por culpa del alto rendimiento que ofrecían sus compañeros.

Los comienzos de Martí en el fútbol profesional no fueron fáciles. Con 20 años ascendió al Mallorca B convirtiendose en uno de los jugadores con mayor proyección del filial y en el que mayores esperanzas se tenían depositas. Pasaban las temporadas y Pep continuaba en el segundo equipo, luchando por una oportunidad que nunca llegaba, tal era la situación que en cinco temporadas solo participó en un partido de primera división, debutando así de la mano de Benito Floro. En esta (deprimente) situación, Martí, con 25 años, y casi nula experiencia en primera división, decide buscarse la vida fuera de las Islas Baleares para partir rumbo a otras islas, las Canarias, más concretamente a Tenerife, donde se convierte desde el primer día en líder del centro del campo, mandamás de la medular, y ejecutor de lanzamientos de faltas, corner y saques de banda (espectaculares los desplazamientos que es capaz de realizar con los brazos). Apenas tres años disfrutó el tenerife de su juego, cuando Monchi, que estaba fraguando el gran Sevilla de estos últimos años, se hizo con sus servicios para comandar la nave sevillista. Sin duda, Pep Lluís ha sido uno de los jugadores más importantes para sentar las bases del que acabaría siendo uno de los equipos más sorprendentes del último lustro. Trabajando incansable en la sombra, en sus primeros años desde la alineación titular, y en estos dos últimos desde la suplencia, con tal de aupar al Sevilla entre los equipos más grandes de Europa.

Con el fichaje de Martí, el Mallorca cubre el hueco dejado por Basinas para recojer la dirección del juego mallorquinista. Poseedor de una inteligencia táctica magnífica, un juego de distribución y basculación excelente, su don de mando le otorgará una situación de privilegio en el esquema mallorquinista. Además, cubre una de las necesidades más descuidadas del equipo, que es el golpeo a balón parado, tanto en saques de esquina como en centros al área (aunque menos en las faltás directas a puerta). Su misión en el terreno de juego será la de contener al rival cuando el equipo se heche atrás, y la de organizar el juego y distribuir el balón cuando se dediquen a defender.

Sin duda, llega para ser titular desde el primer día, y otro recién llegado, Mario Suarez,
deberá pegarse a su sombra con tal de aprender y adquirir experiencia con tal de ser el sustituto perfecto para cuando el jugador mallorquín ya no pueda alcanzar el nivel que exige el equipo.
Con 33 años, ha vuelto el hijo pródigo, el que siempre fué ojito derecho del ahora secretario técnico Nando Pons, rogó públicamente al presidente sevillista que le liberara para poder volver a casa, donde se crió, donde le enseñaron a jugar a fútbol y donde apredió los valores que hoy hacen de él un hombre honesto, humilde y profesional.

Sin duda, Josep Lluís Martí ha vuelto al lugar del que nunca debió marchar.

8 comentarios:

Angel dijo...

Gran artículo.

Sólo discrepo en un punto. Quizá la estrategia a balón parado sí está descuidada. Pero creo que el problema no viene por la necesidad de alguien que tenga un buen golpeo (como tu bien dices, Martí) si no que simplemente no se trabaja lo suficiente. Lo que vengo a decir es que sí que tenemos jugadores que a balón parado (lateral, corner, frontal, etc...) son peligrosísimos como son Borja Valero y Arango. Y si me apuras Ramis, jeje.

Bueno, soy Borja Valero en el blog Futbolitis, para que veas que sigo tu blog. No es la primera vez que escribo. Sigue asi, muy buenos escritos.

Un saludo.

Miguelbuke dijo...

Angel

Arango es un magnífico lanzador de faltas, su golpeo a balón parado és estratosférico...

...lo malo es que junto con nunes es también el mejor rematador de cabeza de la plantilla, y a no ser que sea muy rápido, no puede sacar y rematar a la vez... XDDDD

Gonzalo dijo...

Hola

Yo coincido plenamente con todo el articulo, además que está muy bien que pongas como ejemplo aquel Sevilla-Barça que el Sevilla remontó con 10.

Martí, a dia de hoy es el fichaje estrella. Junto a Jurado el que mñas nombre tiene, y el que creo que va a aportar más cosas.

Viene a ser el dueño del medio centro, y como bien dices, a enseñar a Mario Suarez. Va a ser de los que se eche el equipo a la espalda, y cuando no le toque jugar, le veremos animando y gritando desde donde este como el que más.

Yo, he sido un firme defensor de Basinas, y creo que el griego podia haber renovado, pero al menos, me parece que es el puesto que han encontrado un sustituto más adecuado.

Sobre lo que comentais de a balón parado, Arango, tiene que ser el que lance las faltas directas, sin duda. Pero coincido con MiguelBuke en que en un corner tiene que estar al remate, junto a Nunes. Antes tb estaban Pereyra o David Navarro, pero de momento, estos dos son los que rematen.

Para sacar los corners, al marcharse Ibagaza, pues seguramente sean Jurado o Borja Valero. Pero si es verdad que MArtí la pega bien. Y tb desde el punto de penalty que se han ido los dos tiradores del año pasado.

Dale pelota dijo...

Ahora el Mallorca debe aprovechar el enorme potencial de Marti. Ya demostro en el Sevilla todo lo que puede rendir.

Un saludo.

Nuevo aticulo en DP.

Alejandro dijo...

Hola, es la primera vez que entro en tu blog, lo he conocido a traves de futbolitis, mi enhorabuena.

Conozco muy bien a Marti, soy sevillista desde que naci, y si lo que estaba buscando el Mallorca en el es un lanzador de faltas iba ,mal encaminado. Marti es muy malo lanzando las faltas, en el Sevilla lo ha demostrado con creces, pero ¿Por que las lanzaba? Por que los demas son buenos rematadores y marti no lo es, asi de sencillo, siempre las lanza cuando estan escoradas a banda, cuando hay opcion de gol las chutaba alves.

Solo le recuerdo un gol de falta, al Athletic de Bilbao, mas por demerito de Lafuente que por merito de marti. Marti es un excelente futbolista, de los que trabajan a la sombra, pero no es un lanzador de faltas, para eso ya esta Arango.

Un abrazo

http://corazonesinternacionales.blogspot.com

stewie dijo...

Muy buen post.
Sólo un pero. Martí no debutó con Floro, sino con Vázquez.

trouroblaugrana dijo...

va a haccer un gran trabajo

Miguelbuke dijo...

@Stewie

Cierto, debutó con Vazquez. Gracias